diplomado periodismo de investigación

Departamentos en preventa dentro de condominios alejados, una tendencia en La Paz

¿Si a usted le ofrecen comprar un departamento en una zona considerada lejana, como Irpavi II o Las Lomas de Achumani, aceptaría el ofrecimiento si es que el precio fuera módico, por ejemplo unos 78.000 dólares? Alberto Espinoza, de 29 años, y que trabaja en una entidad pública, asegura que sí. Casado hace un lustro, busca un departamento donde consolidar su familia; sin embargo, sus exigencias son “que no sea en anticrético y menos alquilado porque ahí se bota la plata”.

Una vista panorámica de un barrio de la zona Sur de la ciudad.

Departamentos en preventa dentro de condominios alejados, una tendencia en La Paz

Carla Mercado

¿Si a usted le ofrecen comprar un departamento en una zona considerada lejana, como Irpavi II o Las Lomas de Achumani, aceptaría el ofrecimiento si es que el precio fuera módico, por ejemplo unos 78.000 dólares? Alberto Espinoza, de 29 años, y que trabaja en una entidad pública, asegura que sí. Casado hace un lustro, busca un departamento donde consolidar su familia; sin embargo, sus exigencias son “que no sea en anticrético y menos alquilado porque ahí se bota la plata”.

Ambas zonas son algunos de los sitios donde se ofrecen departamentos en preventa en la ciudad. Luego de una consulta a ocho empresas constructoras que ofertaban propiedades en avisos clasificados publicados en un periódico local se concluyó que actualmente, al menos en Las Lomas, se edifican unos cinco condominios, todos con una característica similar: áreas comunes amplias, con parques, canchas y piscina, y departamentos desde uno a tres dormitorios.

La periodista que realizó este reportaje además de consultar ocho empresas constructoras hizo un recorrido con un par agentes inmobiliarios para conocer el departamento modelo o los terrenos donde se construirán los condominios.

El sueño de la casa propia

El sueño de la casa propia impulsa a las personas a animarse a invertir su dinero incluso mucho antes que se haya iniciado la construcción.

Por ejemplo, Isabel Paredes, de 34 años, madre de dos niños y que trabaja en una empresa privada, dice “lo mejor es tener una casita propia para que crezcan mis hijos y tengan un techo (…) La distancia se arregla, las movilidades van a llegar con el tiempo”.

Ella opta por buscar departamentos en preventa, ya que son más económicos que los ya construidos pese a que la distancia es lejana de su trabajo y colegio de sus hijos.

Precios y tamaños

Los departamentos en preventa tienen un costo más bajo a comparación de los que ya están construidos, y su precio se incrementa según avanza la construcción. Por ejemplo, un departamento que actualmente es vendido en 78.000 dólares una vez concluido puede llegar a valorizarse hasta en 140.000.

Las empresas constructoras apuestan a la plusvalía del terreno, es decir “más metros cuadrados, mayor el plus”, dice el arquitecto Mauricio Esteberling, docente de arquitectura urbanística de la Universidad Nuestra Señora de La Paz.

Añade que una persona al comprar de estos departamentos en preventa en realidad adquiere la especulación de precios y servicios que el marketing brinda, pero que no dejan de ser ofertas tentadoras para el bolsillo.

El metraje de los departamentos depende de la empresa y las características del condominio. Por ejemplo, una constructora oferta un departamento de 118 metros cuadrados con un parqueo de 13,5 m2 a 68.000 dólares en primer y segundo piso, mientras que se incrementa 2.000 dólares por cada dos pisos.

La cuota inicial debe ser del 20% para asegurar la compra del inmueble. Otra empresa constructora consultada ofrece un departamento de 150m2 en primer piso por 84.000 dólares y en 90.000 dólares en un sexto piso.

Una tercera constructora consultada por los avisos clasificados cobraba desde 68.000 dólares por un inmueble de 114m2.

Los condominios tienen bloques de hasta seis pisos y la cantidad de edificios varía. Por ejemplo, hay uno con hasta 32 edificaciones.

Otros detalles

Los condominios que se construyen en su mayoría son en zonas lejanas, como Irpavi II y Las Lomas de Achumani, sectores que recién empiezan a ser poblados y el transporte público es escaso.

De las ocho empresas consultadas, seis construyen condominios cerrados y ofrecen servicio de seguridad privada al ingreso del área, mientras que los otros dos son edificios en zonas más urbanizadas y cercanas como Irpavi y Calacoto y únicamente se tendría que llegar a un consenso entre los futuros copropietarios para contratar este servicio o de un portero.

Se ofrecen diferentes espacios de recreación como áreas niños, gimnasios, saunas, piscinas, spa, parrilleros, áreas de relajación cubiertas, sitios para lectura, salón multifuncional e incluso parque para perros.

Y también dentro de la oferta de las áreas comunes prometen capillas, supermercados, consultorios médicos, cafeterías y parqueos para visitas. Cada condominio intenta superar la oferta de espacios abiertos o servicios de otro y también que la vecindad no tenga carencia de servicios dentro del condominio.

Los servicios básicos, como luz, agua, teléfono y alcantarillado, llegan hasta esas zonas mientras que el gas domiciliario no, aunque se promete que ya llegará; sin embargo, los edificios cuentan con todas las instalaciones para que en el momento que la red alcance al lugar únicamente tengan que habilitar las llaves de paso.

También ofrecen las conexiones de servicios de televisión por cable y, que dependiendo la empresa de telecomunicaciones elegida, sólo se tenga que  conectar el cable al aparato es decir que ya el cableado es interno y no externo.

Objetivo: comodidad y lujo

Según agentes de ventas consultados, estas nuevas construcciones intentan brindar lujo y comodidad a los compradores. Pero también, como mencionó un vendedor que prefirió no ser identificado, “por las distancias que implica este condominio, hay que brindar mayor bienestar al cliente, lograr que este sea un espacio que no tenga que salir de casa y recorrer largas distancias para encontrar un servicio”.

Otra vendedora expresó de igual manera que “mientras más servicios de necesidad, como el supermercado o para relajarse el sauna o piscina, el propietario no tendrá problemas de vivir en un lugar alejado, más bien vivirá tranquilo”.

Mientras que el interior de los departamentos “son con acabados de materiales de alta calidad” menciona un tercer agente inmobiliario y añade: “por dentro los departamentos son de lujo… tanto por el material como la distribución de habitaciones”.

Todos cuentan con mueblería alta y baja en la cocina, utilizan melanina o madera prensada, un espacio para el comedor de diario, mesones de granito. De igual manera los baños cuentan con mueblería y suelen ser dos como mínimo hasta cuatro. El piso de la sala, comedor, dormitorio y sala de estar son pisos flotantes.

Por ejemplo, uno de los departamentos modelos visitado en Irpavi II cuenta con tres dormitorios, cada uno con baño privado y aparte uno de visitas. Dos dormitorios eran en suite y uno en master suite (un dormitorio más grande de los otros dos y cuenta con salida a la terraza), también todos contaban con walking closet (un espacio que tiene el ropero y que además funciona como cambiador). La mayoría de los departamentos, incluido este, cuenta con una sala de estar familiar y una despensa para alimentos. El piso es entablonado.

La distancia y el transporte, dificultades

Lo que preocupa a algunos compradores es la distancia, ya que no todas las personas cuentan con vehículo propio. En un sondeo rápido realizado a diez interesados, solo cuatro tenían carros; sin embargo, todos coincidieron en que en algún momento minibuses y trufis ampliarán sus rutas ante la demanda de la gente.

“Aquí en Irpavi II ya hay Pumakatari según lo que nos dicen la parada será cerca y es servicio 24 horas, no habrá problema de la movilidad”, dice Espinoza quien además se “enamoró” del departamento muestra y piensa adquirir uno en $us. 70.000 en un cuarto piso. El arquitecto Esteberling confirma que poco a poco todo irá progresando “hay que tener visión”.

 


 

Afecta el tema limítrofe con Palca

La mayoría de los condominios que se ofrecen en preventa en sitios alejados de la zona Sur cuenta con la aprobación de construcción y documentos catastrales de la Alcaldía de Palca. Pese a que la Gobernación de La Paz emitió la resolución 1059, la cual define los límites entre el municipio de Palca con el de La Paz, la Comuna vecina impugnó esta decisión.

En 2013 se inició el diálogo para  delimitar ambos municipios, pero fue hasta 2017 que la Gobernación, tras una encuesta puerta a puerta a los ciudadanos de los lugares afectados, logró emitir la resolución departamental 1059.

Este conflicto limítrofe deriva, por ejemplo, en que haya actividades económicas que funcionan en la zona sur dentro de sitios tradicionalmente de la jurisdicción de La Paz con  licencia de funcionamiento de Palca.

Además, la Comuna paceña ha denunciado en diversas oportunidades que al dar las autorizaciones de construcción, Palca no cumple con todos los procedimientos para garantizar que el sitio donde se emplazará la nueva construcción es seguro.


 

Click y comenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apoyan:


Aliados:


La Fundación para el Periodismo no tiene compromisos ideológicos, políticos, raciales ni religiosos. Los principios y la ética que rigen sus actividades, son aquellos que propugna el periodismo serio, responsable e independiente.

Contáctenos

(591 2) 2414687
info@fundacionperiodismo.org
Calle Miguel de Cervantes Nº 2770 (entre Vincenti y Méndez Arcos) Ver mapa

Consultas, sugerencias y reclamos

Facebook

Derechos Reservados ® 2017 - Fundación para el Periodismo

Arriba