diplomado Redacción y Edición de Noticias

El matemático sensible

Guzmán de Rojas prestó grandes servicios a Bolivia, en todos ellos puso el corazón; pese a que algunos políticos trataron de empañar su fructífero legado.

Roxana Ramos de Cadima

 

Iván Guzmán  de Rojas

El matemático sensible

Guzmán de Rojas prestó grandes servicios a Bolivia, en todos ellos puso el corazón; pese a que algunos políticos trataron de empañar su fructífero legado.

Roxana Ramos Zilveti

Corría mayo del 2001  cuando el  pleno del Congreso boliviano, preso de una gran tensión, se reunió para escuchar elInforme oral al Presidente de  La Corte  Nacional Electoral (CNE),  Iván Guzmán de Rojas, sobre las observaciones a las listas de candidatos al Parlamento; las que por su cuantía podían perjudicar las elecciones presidenciales del próximo año.

El problema se  originó, explica Guzmán de Rojas, por la solicitud de los partidos políticos de exigir que el 50 % de los candidatos fuesen mujeres. El como Presidente de la CNE les había advertido sobre la falta de condiciones  -en ese entonces- para cumplir con la normativa. Sin embargo, insistieron. Luego, al no lograr cumplir con ese requerimiento, simplemente inscribieron a sus candidatos varones cambiándoles el género. Así Juan se convirtió en Juana, Mario en María… Causaron un importante número de candidatos observados.

El “escándalo de los travestis”, como se lo llamó luego, llegó a su punto más alto cuando el Presidente de la CNE mostró las listas de “observados” y algunos parlamentarios de CONDEPA y el MIR se pusieron a vociferar  insultando a la CNE y a Guzmán de Rojas, quiense enojó tanto que  le subió la presión arterial, casi al punto de sufrir una embolia.Consternado al extremo, abandonó el hemiciclo para recibir atención médica. “Tuve un derrame que daño grandemente la visión de mi ojo izquierdo, pero pudo haber sido mucho peor”, señala Iván.

El periódico La Razón, del 23 de mayo de 2001, presenta declaraciones de jefes políticos que lamentan el hecho culpando a parlamentarios de otras tiendas políticas. Señalan su importante aporte en la reorientación del Órgano Electoral; no solo a nivel informático, y finalmente temen por las consecuencias de su declinación en la democracia boliviana.

El matutino, cita la carta de renuncia del Presidente de la CNE, la misma que señala: “He  tomado la decisión de  retornar al trabajo en el campo de la ciencia y tecnología  que hace  diez años abandoné para dedicarme alma, vida y corazón al servicio de la democracia, cumpliendo el nombramiento  con que me honró el Congreso Nacional”.

Iván Guzmán de Rojas renunció a la Corte Nacional Electoral después de casi 10 años de importantes servicios en su reorganización, creación y puesta en marcha del soporte informático del Poder Electoral:   “la Corte fue buena  inicialmente, pero al final dejó un sabor amargo”, recuerda.

Guzmán de Rojas, hijo del destacadísimo pintor indigenista Cecilio Guzmán de Rojas, estudió Ingeniería Industrial, en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). Fue becado por UNESCO para el curso de Matemáticas Avanzadas en la Universidad de Buenos Aires y luego,  con otra beca -esta vez de la Fundación Alexander Von Humboldt en Bonn,  Alemania-  realizó cursos en Matemáticas Aplicadas a la Física Teórica.

Posteriormente, también en Alemania, trabajó como ingeniero de sistemas electrónicos,  en proyectos  de suministro, planificación de recursos energéticos y en el cómputo del balance energético para proyectos  hidroeléctricos con sistemas integrados de suministro de energías para agua potable yde riego.

Luego, cuando prestaba servicios como ingeniero del Centro Tecnológico de la empresa Siemens AG, elaborando  propuestas de electromecánica  industrial para Latinoamérica, decidió retornar a Bolivia  con una invitación de trabajo de la UMSA y con la gran necesidad de ver a su madre doña  María Luisa Rizkowsky, quien estaba enferma del corazón y que lamentablemente falleció antes de su llegada al país.

Aportes a la educación

A su retorno al país se propuso  mejorar la educación. “Yo quería contribuir a un cambio drástico en la forma de educar…replantear la educación boliviana desde colegio, pues desde cuando estudiaba  en el  Instituto  Americano me sentía preso;  no era libre como entre las chacras vecinas a mi casa donde jugaba libremente; mucho peor aún, en las aulas universitarias. Luego en Alemania; confirmé que  en muchos casos, la exigencia educativa de nuestro país es inhumana, produciendo desinterés en los estudiantes”, explica.

Por esta razón,en 1979, presentó  su libro “El niño Vs. Número”,en el que desarrolla una propuesta para corregir la educación matemática en base a la “prevalencia” o importancia de la enseñanza de algunos contenidos sobre otros. Sostieneque el uso de la calculadora ahorraría esfuerzo y tiempo en la formación matemática de los niños; descarta la enseñanza de la teoría de conjuntos por imponer mucha abstracción y términos rebuscados, innecesarios e incomprensibles para el estudiante en edad escolar. “Pienso que esa era mi  vocación real”, detalla.

Así, al volver a Bolivia, del año 1967 al 1970, trabajó en un proyecto financiado por el BID, para la UMSAen el que se desempeñó como decano y fundador del Instituto de Ciencias Básicas de la UMSA. Allí desarrolló las bases para la futura Facultad de Matemáticas. Sin embargo, fue alejado de ese empeño por estudiantes en una revuelta política. “La politiquería de siempre me expulsó”, rememora.

EL matemático Eric Shulze, afirma que el primer pensum fue organizado gracias a la asesoría de Guzmán de Rojas, quien también fue su catedrático. Sin embargo, explica Shulze, el año 1970, una denominada “revolución  estudiantil”  decide destituir a todos los catedráticos antiguos y pese a que todos los docentes del Instituto de Matemáticas eran muy  destacados, fueron expulsados por ser disidentes a ese movimiento político. Este acto provocó su alejamiento definitivo junto a otros catedráticos de renombre.

Traductor en aymara

Quizá por la fascinación que el hombre aymara y su entorno ejercieron en la obra de su padre el famoso pintor, fundador de la pintura indigenista, Cecilio Guzmán de Roja, Iván aprende esa  lengua desde muy pequeño. Luego,en el campo de la ingeniería del lenguaje  estudia la Problemática Lógico-Lingüística dela Comunicación Social del Pueblo Aymara.

Guzmán de Rojas se adelanta a los estudiosos de su época y posteriores, por  su trabajo en la creación de sistemas informáticos, manteniéndose a la vanguardia de adelantos  tecnológicos como las redes  de internet a través de las cuales, hoy en día, permanece activo.

En 1985 presenta su creación del software Atamiri, que es un sistema de traducción multilingüe, completo, automático y que se basa en la representación formal de la morfo-sintaxis del aymara.

Atamiri es presentado y probado  como traductor entre diferentes  idiomas  a nivel mundialen la traducción  de la documentación del canal de Panamá. También realizatraducciones al alemán, francés, portugués, holandés, catalán,  sueco y  otros idiomas con el auspicio de organismos  como la UNESCO y la Unión Latina de París.

Partiendo del Atamiri, Guzmán de Rojas presentó pruebas del mensajero Qopuchawi (del aymaracopuchar=charlar);  Arunqera (diccionario en aymara) que muestra equivalencias  léxicas entre 17 idiomas; yAynisiwi, que traduce diferentes terminologías; en  ponencias.

Hoy en día  existen muchos sistemas de traducción simultánea, sin embargo, este es uno delos primeros en el mundo y el único basado en   las construcciones morfo sintácticas del aymara,  explica Iván, “Se necesitaría de una fuerte inversión para la formación de muchos términos que actualmente no se usan en el aymara pero que se pueden  componer en  base de sus propias estructuras…”

Iván Guzmán de Rojas  es una persona sencilla y afable, cálida con sus amistades y de fuertes principios morales, como afirma el ex vocal de la CNE Jorge Lazarte, quien guarda entrañables recuerdos de la época en la que trabajaron juntos. Asimismo el doctor en Matemáticas de la UMSA, Jimmy Santamaría,  sostiene que es un matemático, un enciclopedista del conocimiento y que así como “la lógica no acepta medias tintas, es muy clara: esa es la característica del comportamiento de Guzmán de Rojas”.

Actualmente vive en la casa en la que naciera hace 83 años,  situada en la calle Abdón Saavedra de la ciudad de La Paz. Esta vivienda  alberga una pinacoteca en la que se exhiben  cuadros de su padre, así como mobiliario antiguo tallado en madera, algunos de ellos por un tallador español para su padre. En la planta superior se encuentra su estudio en el que está su computadora  instrumento de su infatigable trabajo y comunicación.

Todo junto a un solario que cubre las dos plantas de la casa y en el que se destaca una higuera, un ficus enorme y otras plantas  sobre las que se posan alegremente pajaritos silvestres “chiwancos”(aves de tamaño mediano, color negro y pico naranja); “curucutas” (palomas torcaces en aymara) y  bellos picaflores. Algunas de estas avecillas nacieron en un nido, fabricado dentro del jardín, o  simplemente suelen  visitarlo. Don Iván lamenta que la construcción de  un edificio, en el terreno de al lado, haya  restado mucho sol a su agradable jardín o “chumi” (selva en aymara), que además provocó varias rajaduras en su casa.

A sus años,don Iván, es una persona imponente y afable;alto y bien plantado, como sus obras; de cabelloblanco y lacio,  como su carácter y tiene una mirada profunda en sus ojos verdes.Lucha tenazmente contra las consecuencias de la enfermedad de  Parkinson que lo aqueja. Piensa en soluciones muy acertadas y necesarias  para Bolivia.

En una conversación con un amigo, el reconocido periodista y ex vocal de la CNE, Alberto Zuazo Nates, afirmaba: “Probamos que en Bolivia se pueden hacer  cosas muy buenas”.

“Bolivia es lo único que tenemos”, enfatiza Guzmán de Rojasy continúa, “…la juventud no debe quedarse en el lamento o abandonar el país; más bien tiene que enfocarse en la búsqueda de soluciones a nuestros problemas, dejando de lado las etiquetas políticas que siempre  causaron mucho daño, para formular alternativas de solución, en todos  los campos yen plantear nuevos liderazgos para la conducción de nuestro querido país”.

 

 


 

1 Comment

1 Comment

  1. Eddie

    11 agosto, 2017 at 1:12 am

    Que pasó con el sistema ATAMIRI y QOPUCHAWI?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apoyan:


Aliados:


La Fundación para el Periodismo no tiene compromisos ideológicos, políticos, raciales ni religiosos. Los principios y la ética que rigen sus actividades, son aquellos que propugna el periodismo serio, responsable e independiente.

Contáctenos

(591 2) 2414687
info@fundacionperiodismo.org
Calle Miguel de Cervantes Nº 2770 (entre Vincenti y Méndez Arcos) Ver mapa

Facebook

Derechos Reservados ® 2017 - Fundación para el Periodismo

Arriba