diplomado Redacción y Edición de Noticias

Estructura política masculina menoscaba espacios de poder femenino

Fijan desafíos: mayor empoderamiento, despatriarcalizar el Estado, romper estructuras verticales de poder masculino, cambio cultural, promover liderazgos, continuar profundizando medidas legales y borrar el machismo en los partidos políticos.

René Quenallata Paredes

 

Mujeres ganan espacios de poder pero no lo ejercen efectivamente

Estructura política masculina menoscaba espacios de poder femenino

Fijan desafíos: mayor empoderamiento, despatriarcalizar el Estado, romper estructuras verticales de poder masculino, cambio cultural, promover liderazgos, continuar profundizando medidas legales y borrar el machismo en los partidos políticos.

René Quenallata Paredes

Abrigadas por una serie de medidas legales, producto de luchas reivindicativas, las mujeres consolidaron en la última década en Bolivia, cuantitativamente, mayor presencia en espacios de poder, pero con una deficiencia cualitativa que menoscaba su ejercicio autónomo por el diseño masculino de la estructura del Estado.

Organizaciones, asambleístas y politólogos proponen, por separado, como principal reto del género femenino, modificar las estructuras masculinas del Estado y partidos políticos para conseguir el “ejercicio del poder real”.

De acuerdo a datos proporcionados por la Coordinadora de la Mujer, la paridad y alternancia permitió la presencia de la mujer en cerca del 50% en promedio en los cargos electivos como en la Asamblea Legislativa, Asambleas Departamentales, Concejos Municipales, el Órgano Electoral, el Órgano de Justicia, excepto el Ejecutivo donde es una decisión constitucional del Presidente elegir a sus colaboradores.

Ante esa deficiencia cualitativa del ejercicio del poder, se pidió una evaluación y propuestas sobre este tema a la secretaria ejecutiva de la Coordinadora de la Mujer (CM), Mónica Novillo; el presidente del Colegio de Políticos de La Paz, Ludwin Valverde; el analista político, Carlos Cordero; la senadora del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS), Nélida Sifuentes, y la diputada del opositor Partido Demócrata Cristiano (PDC), Norma Piérola.

Los entrevistados plantearon, a su turno, que para otorgarles el poder efectivo a las mujeres en la toma de decisiones deben asumir desafíos como el mayor empoderamiento, despatriarcalizar del Estado, romper estructuras verticales de poder masculino, cambio cultural, promover liderazgos, continuar profundizando medidas legales y eliminar el machismo en los partidos políticos.

El politólogo Valverde consideró que la sociedad visibiliza a las mujeres con mayores espacios de poder, pero con poca influencia en las decisiones por el sometimiento de las estructuras estatales y políticas diseñadas para el dominio masculino.

Según su análisis, la subordinación a los esquemas partidarios es hacerle el juego al patriarcalismo, a nombre de la causa común de reivindicación de las mujeres.

Para la opositora Piérola, la participación femenina en el ámbito político y en el Estado es aún numérica por la hegemonía machista que no da lugar a un ejercicio de libre pensamiento, ni decisión y menos la apertura de liderazgos.

La oficialista Sifuentes destacó el crecimiento de las mujeres en el poder estatal y político en la gestión de más de una década del presidente Evo Morales; no obstante, reconoció que persiste la discriminación y machismo en estas instancias que impiden el desenvolvimiento con más influencia de las autoridades del género femenino.

El analista Cordero admitió que uno de los ámbitos más conservadores, machistas y excluyentes es la política. “Para que esas conductas culturales cambien hay que esperar muchos años, eso va acompañado de la educación”.

Según Novillo de la CM, dentro de este análisis se evidencia una serie de carencias en el sistema político donde las autoridades electas por el voto popular se someten a mandatos partidarios, no necesariamente al mandato que recibieron cuando fueron elegidas.

“Las mujeres han logrado espacios de poder en condiciones de paridad y en este momento se vive la fase en que se están transformando las condiciones en las que ejercen el poder y que esto se puede traducir en los cambios de la cultura política tradicional y vertical”, aseveró.

Dijo que la lucha de transformación en busca de la equidad se mantiene para conseguir la participación equilibrada de las mujeres en igualdad de condiciones en la formación, el ejercicio y el control del poder político.

Históricamente, en Bolivia y en el mundo, la mayoría de los puestos de poder han sido ocupados por personas del género masculino.

Ante el reconocimiento de lo que implica  que la mitad de la población esté subrepresentada en espacios de decisión, en el ámbito internacional se empieza a reconocer la equidad de género y la igualdad de condiciones en la participación política como principios primordiales de la democracia.

Esta realidad, según el analista político Cordero, obliga a la clase política a incorporar modificaciones a la Constitución e innovar leyes para revertir esta exclusión de las femeninas del poder.

Espacios de poder

La mujer logró significativos avances en la participación dentro del Legislativo boliviano, asambleas departamentales y concejos municipales, además en los órganos Judicial y Electoral. Pero aún existe rezago en los ejecutivos del gobierno nacional, gobernaciones y alcaldías, donde la representación es mínima.

ONU Mujeres analizó los resultados de las elecciones municipales y departamentales, realizadas en 2015. Los datos muestran que en ninguno de los nueve departamentos existe una mujer en el cargo de gobernadora; y que, de los 339 municipios del país, solo 27 (8%) tienen a una fémina como alcaldesa.

“La visión machista de los líderes y dueños de los partidos considera que la mujer no gana votos, por eso optan por poner a hombres como candidatos”, afirmó Novillo.

Bolivia ocupa el segundo lugar en el mundo en cuanto a la participación de mujeres en el Parlamento, pero está en el puesto 38 de las naciones con presencia femenina en los ministerios, de acuerdo a un informe publicado por la ONU.

El mapa titulado “Mujeres en la Política 2017” fue difundido el 5 de mayo de este año por las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujeres (ONU-Mujeres) y la Unión Interparlamentaria (UIP), con datos hasta el 1 de enero de 2017.

Según este informe, Bolivia ocupa el segundo puesto de presencia femenina con un promedio de 53,1 por ciento de mujeres en la Cámara de Diputados y un 47,2 por ciento en la de Senadores. En primer lugar, está Rwanda con 61,3 por ciento en la Cámara baja y 38,5 por ciento en la Alta.

En esta categoría Bolivia subió a pasos agigantados en comparación a 2014, cuando ocupó el puesto 51 con una participación femenina en Diputados de 25,3 por ciento y de 47,2 por ciento en senadores.

Sin embargo, el panorama de Bolivia cambia cuando se trata de la presencia de mujeres en el Ejecutivo o los ministerios y se ubica en el puesto 38 del ranking, con una presencia de 27,3 por ciento de cargos ministeriales.

Desafíos y propuestas

Los entrevistados consideraron una serie de retos para que las mujeres dejen de ser vistas como adornos en los espacios de poder.

Para el politólogo Valverde, es necesario un mayor empoderamiento de la mujer respecto a la estructura del Estado y sus mecanismos, no solamente en términos de presencia numérica sino de la calidad de esa participación en temas de gestión pública, en accionar político y en la transformación del Estado.

“Las mujeres en todos los partidos políticos, y  en el MAS con mayor relevancia, no tienen una presencia con poder que modifique la estructura patriarcal dominante, por eso se ven postergadas las reivindicaciones de género y están subordinadas a las jefaturas políticas masculinas”, aseveró.

Consideró que actualmente el género femenino, con más espacios de poder, está siguiendo el juego al patriarcalismo al subordinarse a las estructuras partidaria y estatal que son machistas.

La diputada Piérola dijo que el desafío “mayúsculo” es la “despatriarcalización del Estado”, que está diseñado para el dominio masculino. “Esta es una tarea de la voluntad política en términos constitucionales y legales”.

La senadora Sifuentes admitió que en el país se ha promovido “muy poco” la formación de liderazgos, por tanto, propuso como reto la formación de lideresas en lo político y el Estado.

La ejecutiva de la CM, Mónica Novillo, asume como tarea permanente continuar profundizando medidas legales de igualdad y cambiar la estructura machista en los partidos políticos con apoyo del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Para ello, su organización propuso modificaciones a la Ley de Partidos para que permita una mayor fiscalización en el cumplimiento de estatutos internos que efectivice la apertura paritaria al género femenino en espacios de poder de decisión.

Según la diputada Piérola, teniendo presente que los logros obtenidos en la participación femenina en el poder político son principalmente resultado de las demandas de las mujeres, es necesario profundizar las propuestas respecto de la política en favor de la presencia y la participación, y abordar un debate serio sobre la materia entre los movimientos de mujeres, así como incrementar y fortalecer la formación política.

Considera necesario progresar en el debate sobre la acción de las mujeres insertas en el poder político y cómo pueden llevar adelante demandas y reivindicaciones de género siendo parte de estructuras en que priman lógicas y prácticas patriarcales.

Entrevista

“He sabido ganarme respeto, siendo indígena me he enfrentado a ministros y políticos”

La jefa de bancada del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) en el Senado, Nélida Sifuentes, una mujer indígena de pollera nacida hace 36 años en la población rural de Tarabuquillo del municipio Tomina del departamento de Chuquisaca, supo ganarse el respeto de los varones pese a su condición social y tuvo que enfrentarse a ministros, dirigentes y políticos para imponer sus criterios en diferentes acciones políticas y gestiones.

Admitió que en Bolivia sigue vigente el machismo, aunque no en gran medida, respecto de las anteriores décadas al 2000 cuando era como “lunar” la presencia de la mujer e indígenas en la política, en el gabinete de ministros, el Legislativo y otros órganos de poder.

Reconoció que, si bien las mujeres han logrado tener presencia en espacios de poder en el 50% de los espacios, lo lamentable es que aún no se visibiliza su ejercicio de poder.

Sifuentes, accedió a una entrevista en su despacho de la jefatura de bancada del MAS en La Paz para evaluar el machismo, la presencia de la mujer en la política, y otros temas.

Confiesa ser sincera en sus declaraciones, pues su característica es ser frontal, aunque devela algunos indicios de ingenuidad porque no cree en cálculos políticos sino en la gestión.

PREGUNTA (P).- ¿Cómo ingresa a la arena política?

RESPUESTA (R).- Desde mis 15 años comienzo como reportera de Radio Aclo en Chuquisaca. Luego me postulan como dirigente de mi comunidad en el año 2003; un momento en que era muy raro que una mujer sea dirigente porque los hombres siempre querían mandar. El 2008 fui secretaria general de la Federación de Campesinos de Chuquisaca; en 2009 me proponen para ser senadora por mi departamento y gano; luego he sido reelecta en 2014. He sido vicepresidenta del Senado en tres gestiones; ahora soy jefa de bancada.

P.- ¿Pese a las leyes, se mantiene la discriminación y abusos contra la mujer?

R.- Continúa la discriminación y abusos, pero ha bajado. Lo que tenemos que hacer son dos cosas principalmente; primero, hacer conocer las leyes que defienden a las mujeres; y segundo, hacer que se ejecuten y cumplan las medidas. Puedo decir que estamos en constante lucha contra el machismo.Las mujeres tenemos capacidad, lo hemos demostrado, y podemos influir en las decisiones políticas.

P.- ¿El machismo ha sido impedimento para desenvolverse como autoridad?

R.- Sí, en algunas oportunidades choqué con personas muy duras, principalmente con dirigentes del área rural donde el machismo es fuerte. Pero me he sabido ganar respeto, mi condición de indígena, humilde, mujer de pollera no me impide enfrentarme a ministros, dirigentes, políticos, porque mi objetivo es trabajar por mi región, mis electores, mi gente y por todas las mujeres.

P.- ¿Considera al presidente Morales como machista?

R.- No es machista porque fue él el primero en apoyar a las mujeres para entregarles espacios de poder con la paridad. Morales siempre hace bromas y eso creen que es machismo o que no respeta a la mujer, eso es mentira.

P.- ¿Algunos retos para que la mujer ejerza el poder efectivo?

R.- Creo que más importante es que las mujeres deben perder el miedo a ser protagonistas de la política, deben mostrarse que, son influyentes, tienen que construir liderazgos.

——–

Elaboración: Observatorio de Género de la Coordinadora de la Mujer – en base a datos del Tribunal Supremo Electoral

REPRESENTACIÓN DE MUJERES EN LAS CAMARAS DE DIPUTADAS/OS Y SENADORAS/ES (1982-2017)
AÑO CÁMARA DE DIPUTADAS/OS CÀMARA DE SENADORAS/ES
Total representantes titulares Mujeres Titulares %Mujeres Total representantes titulares Mujeres Titulares %Mujeres
1982 130 1 1% 27 2 7%
1985 130 4 3% 27 0 0%
1989 130 11 8% 27 1 4%
1993 130 13 10% 27 1 4%
1997 130 15 12% 27 1 4%
2002 130 24 18% 27 4 15%
2005 130 22 17% 27 1 4%
2009 130 30 23% 36 16 44%
2017 130 66 51% 36 16 44%

 

COMPOSICIÓN GENERAL ASAMBLEA LEGISLATIVA PLURINACIONAL 2015
Asamblea Legislativa

 

Mujeres Porcentaje Hombres Porcentaje
Total General

 

82 49%

 

84 51%
Senadora(e)s 16 44% 20 56%
Diputada(o)s 66 51% 64 49%
 
COMPOSICIÓN ASAMBLEA LEGISLATIVA POR TIPO DE CANDIDATURA

 

Plurinominales 32 53% 28 47%
Uninominales 31 49% 32 51%
Cir. Especiales(7)

 

3 43% 4 57%

 

Proporción de género entre autoridades titulares del órgano Ejecutivo

Niveles departamental y Municipal

  Ámbito Proporción de género % Mujeres
Nivel Departamental Gobiernos Departamentales 9 gobernadores 0%
Nivel Municipal Alcaldías 22 alcaldesas y 314 alcaldes titulares 7%

 

Proporción de género entre autoridades titulares del órgano Ejecutivo

Niveles departamental y Municipal

  Ámbito Proporción de género % Mujeres
Nivel Departamental Asambleas Departamentales 76 mujeres y 191 varones asambleístas 28%
Nivel Municipal Concejalías 786 Concejalas y 1015 Concejales 43%

 


 

Click y comenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apoyan:


Aliados:


La Fundación para el Periodismo no tiene compromisos ideológicos, políticos, raciales ni religiosos. Los principios y la ética que rigen sus actividades, son aquellos que propugna el periodismo serio, responsable e independiente.

Contáctenos

(591 2) 2414687
info@fundacionperiodismo.org
Calle Miguel de Cervantes Nº 2770 (entre Vincenti y Méndez Arcos) Ver mapa

Facebook

Derechos Reservados ® 2017 - Fundación para el Periodismo

Arriba