El Alto: Los colores de la contaminación

Artículo y fotos de Gladys Mita Ramos 

Aguas turbias de color amarillo, naranja y rojo, corren por los tres ríos más importantes que cruzan la ciudad de El Alto: el río Seco, Seke y el Pallina, más conocido por los vecinos como Negro, que desembocan en la bahía de Cohana del lago Titicaca.

Los afluentes, que en sus cabeceras, por lo general, tienen aguas claras, a medida que descienden hacia la urbe alteña van cambiando de colores y comienzan a tener tonos diferentes. Esto por las aguas ácidas residuales que provienes de las actividades domésticas e industriales, además de desechos de minería, de curtiembres, mataderos, basura y escombros que los contaminan.

Dichos ríos, que son parte de la cuenca Katari que alimenta con sus aguas al lago más alto del mundo, reciben impactos negativos por lo que su grado de contaminación “pasaron de estar simplemente contaminados a estar altamente contaminados con materia orgánica en el lapso aproximado de 10 años”, según un informe de auditoría medioambiental de dicha cuenca y la bahía de Cohana en el lago Titicaca elaborado por la Contraloría General del Estado (CGE), presentado en diciembre de 2014.

Las aguas de esa cuenca, en particular del río Katari donde se juntan los tres afluentes, dejaron de tener aguas de buena calidad, por los índices de contaminación sólo pueden sobrevivir especies resistentes y no así peces sensibles como la trucha. La cuenca Katari y el lago menor comprende 24 municipios.

Aguas ácidas en el Seke

Existen dos fuentes significativas de contaminación que afectan la calidad del río Seke.

Según la Contraloría, la primera se encuentra en la naciente y proviene de los pasivos ambientales de Milluni, que fueron abandonados por la empresa Comsur que explotaba plomo y zinc. “La mayor afectación por estos residuos mineros se advierte en los bajos niveles de pH que indican la presencia de aguas ácidas, así como la elevada concentración de sólidos disueltos totales”, indica parte del informe, lo que da cuenta de la presencia de metales pesados.

La segunda mayor afectación proviene del relleno sanitario de Villa Ingenio de donde fluyen lixiviados (líquido residual) que llegan al río Challhuan Jahuira que es afluente del río Seke.

El responsable de Recursos Hídricos de la Dirección de Gestión y Control ambiental de la Alcaldía de El Alto,  Huber Quintela Silva, identificó como el principal problema las “aguas ácidas que descienden en especial en la época de lluvia”.

Por su parte, el coordinador de la Unidad de Gestión de la Cuenca Katari, del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, Leopoldo Ibáñez, aseguró que para evitar la contaminación por las aguas ácidas “se está desarrollando un proyecto de manejo integral de la cuenca Milluni y se verá que acción tomar con los pasivos (…) los técnicos dirán qué tipo de tratamiento se hará para evitar la contaminación”.

Respecto al tema, el docente investigador del Instituto de Ingeniería Sanitaria y Ambiental de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), José Díaz Benavente, indicó que si bien la presencia de metales, en especial de hierro, es alta, aquello no se observa en las aguas del Titicaca por lo que cree que los metales se están concentrando en la parte baja, en el lodo.

En Milluni también se encuentran dos lagunas formadas sobre los desechos de minerales. Una de ellas se encuentra represada y es una de las fuentes de abastecimiento de agua para la ciudad de La Paz, previo tratamiento en las plantas de Alto Lima y Achachicala.

Pero en este río también existen otros problemas según los vecinos. Vea el video:

El río “de sangre”

Las aguas de color rojo y el olor a putrefacción caracterizan gran parte del trayecto del río Seco. Los vecinos aseguran que todos los días deben sentir en menos o mayor proporción el hedor nauseabundo, incluso, hay días en que la gente pasa por algunos lugares tapándose la nariz.

“El aumento de la contaminación es por época, en época de lluvia los parámetros bajan, pero en época seca sube”, indicó Quintela.

El afluente recibe el impacto negativo de las aguas domésticas, industriales, curtiembres y de los mataderos, legales y clandestinos.

Para disminuir dicha contaminación la Alcaldía realizó encuentros con los diferentes sectores para incentivar a que las grandes, medianas y pequeñas industrias realicen el tratamiento adecuado de sus aguas residuales, según informó, Julio Quisbert Chambi, jefe de la Unidad de Control y Monitoreo Ambiental de la Alcaldía.

Conozca el río Seco. Vea el video:

El Negro, el menos contaminado

Según las autoridades municipales, el río menos contaminado es el Pallina o Negro, como comúnmente lo conoce la gente. No obstante la basura y los desechos de las construcciones, de a poco, van ahogando su caudal.

Los vecinos protestan 

 

El problema de las curtiembres y mataderos

La contaminación aumenta y hay más de 70 kilómetros de basura

El coordinador de la Unidad de Gestión de la Cuenca Katari del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, Leopoldo Ibáñez, aseguró que producto de los desechos que arrastran las aguas de los ríos de la cuenca y lo que dejan los pobladores y visitantes en inmediaciones del lago se estima que hay “más de 70 kilómetros cuadrados de basura que tenemos que remediar, están en el agua y en la superficie”.

Además, dijo que el grado de contaminaciónse está manteniendo, tal vez con un leve incremento porque la ciudad de El Alto va desarrollando”.

Pero, el Ministerio del ramo, con el fin de evitar más contaminación, decidió implementar el programa de saneamiento del lago Titicaca que comprende la ejecución de cuatro componentes.

El primero que es obras y equipamiento para el control de la contaminación no sólo comprende la ampliación de la planta de tratamiento de aguas residuales Puchukollo, sino también la construcción de seis a siete plantas de tratamiento en poblaciones importantes como: Laja, Pucarani y otros.

El segundo componente es la gestión integral de los residuos sólidos urbanos en localidades de la mencionada cuenca. El tercero, el fortalecimiento de la gestión, y el cuarto es el estudio de acciones estratégicas.

La implementación de este programa tendrá un costo de 85.730.000 millones dólares, de los cuales 77.330.000 millones de dólares es del BID y 8.400.000 millones de dólares de la Unión Europea. Esto es sólo para la primera fase.

Acciones que se están realizando. Escuche el audio:

Las medidas que están realizando las autoridades locales y nacionales parecen ser insuficientes y muy lentas pues los vecinos se quejan y a medida que pasa el tiempo aumenta el peligro por la contaminación en el lago Titicaca.

 

Plan de Difusión en Redes Sociales by Estefi Lula on Scribd

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *