entrevista

El periodismo narrativo queda, los informes se olvidan

Helena Ferro:

“El periodismo narrativo queda, los informes se olvidan”

Helena Ferro de Gouveia es periodista portuguesa, consultora y  entrenadora – desde 1992 y en DW Akademie desde 2008 –, y es especialista en el Trauma de Guerra (sufrimiento de las víctimas de conflictos y guerras), Periodismo Sensible de Paz; y Procesos de Paz y Reconciliación.

Ha trabajado en cuatro continentes: África, Asia, América y Europa. Fue periodista y presentadora durante más de 15 años en varios medios de comunicación internacional (el BBC World Service, DW la Radio para África, etc.)

Ferro llegó a Bolivia, invitada por la Fundación para el Periodismo para impartir el quinto módulo “Periodismo Narrativo” que se desarrolló del 28 de mayo al 2 de junio en el marco del programa Formación Dual en Periodismo.

  1. ¿Qué percepción tienes de los periodistas que participaron del taller?

H.F. Pienso que tenemos un grupo muy bueno que ya sabían de la crónica, algo que difiere de lo que hacen todos los días. A lo largo de la semana he notado evoluciones, algunos de ellos se liberaron de su estilo muy informativo y empezaron a utilizar los recursos literarios para escribir un texto, que no deja de ser periodismo, y tener todas las reglas el periodismo que es informar, hacerlo de forma seria, con credibilidad, investigando pero utilizando el lenguaje muy vivida, contando la historia, creando imágenes y dando placer al lector al leer la historia.

  1. ¿Qué debe hacer un periodista para escribir crónicas?

H.F. Leer, leer y leer muchísimo. Escribir también, revisar lo que escribe y no olvidar nunca las reglas del periodismo que es investigar, chequear los datos, dar el equilibrio, parte y contraparte, pero sobre todo leer a quienes escriben bien y que hacen buen trabajo.

  1. ¿Cómo combinar periodismo con literatura?

H.F. Todos los periodistas lo pueden hacer, acá se ve que hay un grupo que lee, que se interesa, que conoce a los autores, pero también hay periodistas que no lo hacen. No es fácil juntar periodismo y literatura, no nos debemos olvidar nunca que periodismo es una cosa y literatura otra, pero podemos tener un periodismo con profundidad, utilizando un lenguaje con mucho más cuidado y contando una historia que nunca más la olvidemos, eso es lo que hacen las grandes crónicas periodísticas. Vimos muchas crónicas de Gabriel García Márquez y Ryszard Kapuscinski. El periodismo narrativo queda, los informes se olvidan.

  1. ¿Qué diferencias y similitudes pudiste encontrar con los periodistas de otros países?

H.F. Diferencias siempre hay sobre todo culturales, pero pienso que los grandes temas del periodismo narrativo y esta ligazón de periodismo y literatura son comunes. Hay una gran preocupación en contar una historia de interés humano, personificándola, dando la voz a los invisibles, eso es común entre los periodistas. Claro que en algunos países tienen temas de más actualidad, por ejemplo la cuestión de la injusticia, historias que se quedan sin contar, la búsqueda de otro ángulo de la misma historia, eso es común entre los periodistas. 

  1. ¿Qué recomendaciones les darías a los periodistas que participaron del taller?

H.F. La principal recomendación es que lean mucho. En el taller hemos revisado a muchos autores que han publicado crónicas, gran reportaje y perfiles; y que se informen. Un buen periodista es alguien que siempre está interesado por la realidad  y que hagan el ejercicio de escribir y de mejorar siempre lo que escribe, de corregir lo que escribe.

  1. En Bolivia se desarrolla la segunda versión del programa Formación Dual en Periodismo ¿Qué opinas sobre este tipo de formación?

H.F. A mí me parece muy importante este modelo de formación porque conjuga el trabajo de los medios, la práctica, lo cotidiano, el día a día y después tienen la oportunidad de asistir a un laboratorio y hacer experiencias y aprender nuevos temas, de estar en un espacio académico, de debatir con otros periodistas que vienen de otras partes del país y adquirir nuevos conocimientos; y cuando vuelven al taller para un nuevo módulo, ya pudieron emplear lo aprendido en sus medios y también reflexionar sobre sus propios aportes. A mí me gusta mucho este modelo que hace una combinación con el trabajo práctico de reflexión que es muy importante en el periodismo que a veces no se hace por falta de tiempo y recursos.

 

 

 

Click y comenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apoyan:


Aliados:


La Fundación para el Periodismo no tiene compromisos ideológicos, políticos, raciales ni religiosos. Los principios y la ética que rigen sus actividades, son aquellos que propugna el periodismo serio, responsable e independiente.

Contáctenos

(591 2) 2414687
info@fundacionperiodismo.org
Calle Miguel de Cervantes Nº 2770 (entre Vincenti y Méndez Arcos) Ver mapa

Consultas, sugerencias y reclamos

Facebook

Derechos Reservados ® 2017 - Fundación para el Periodismo

Arriba