Diplomado Violencia de Género

Sexismo y medios de comunicación en Tarija

Las expresiones sexistas abundan en los medios de comunicación. Naturalizadas a través de la publicidad, están presentes también en la información y en los valores que trasmiten los medios.

María Teresa Rojas

Sexismo y medios de comunicación en Tarija

Las expresiones sexistas abundan en los medios de comunicación. Naturalizadas a través de la publicidad, están presentes también en la información y en los valores que trasmiten los medios.

María Teresa Rojas

El sexismo es la discriminación en razón del género. El término también alude a los perjuicios y los estereotipos que pesan sobre las mujeres y hombres, por las condiciones que se les atribuyen a cada sexo. También es muy importante establecer, además de todo lo expuesto, otra serie de condiciones  que se atribuyen al sexismo:

-Es la misoginia y la misandria, el odio a las mujeres y a los hombres respectivamente.- Creencia clara de que un sexo, el masculino, es superior al otro, el femenino.

-La descalificación, la burla o el  menosprecio claro hacia la conducta de un sexo u otro. Lo habitual es  que el sexismo se aplique en detrimento de la mujer.

En muchos contextos, la mujer se encuentra disminuida frente al hombre por la sola condición de ser mujer, produciéndose hechos de injusticia impuestos por una estructura social machista y patriarcal de sometimiento.

El sexismo tiene su identidad y sus raíces en la concepción de los roles establecidos en la sociedad. Es fruto de las atribuciones  de la cultura machista y patriarcal, que  se ha dado a los hombres por tener un pene y a las mujeres por tener una vagina. Los hombres sexistas piensan que las mujeres están para realizar determinadas tareas; pero sobre todo para servir a los hombres.

La persona sexista omite el valor y la dignidad de las mujeres y las reducen a objetos que pueden ser usados, arrasados y violentados.

El sexismo en los medios de comunicación

Los medios de comunicación juegan un papel muy importante en una sociedad porque son los trasmisores de información, de hechos, acontecimientos que reflejan la realidad. La forma cómo se redacta una determinada información, el mensaje subliminal que la acompaña nos debe preocupar y ocupar, pues se transmite muchas veces el claro mensaje de que las mujeres somos objetos, cosas y solo valemos en la medida de que contemos con un cuerpo escultural,.

Es así que, por mi experiencia de trabajo en la defensa de los derechos humanos, puedo afirmar que los  medios de comunicación no están cumpliendo las leyes que protegen a la mujer, pues a la hora de recibir publicidad, poco les interesa lo que transmiten, con tal que se les pague bien.

Asimismo, puedo analizar que lo señalado líneas arriba sucede porque las autoridades y los funcionarios públicos que tienen competencia para exigir el cumplimiento de estas normas y hacer el seguimiento a todos los medios de comunicación, no lo hacen. Si no cumplen con esta reglamentación, los medios de comunicación deben ser sancionados para que exista un precedente y no se vuelva a cometer más faltas a las leyes vigente.

Como sociedad -de esto ninguna cultura originaria ni no originaria se salva- hemos heredado y aprendido a comportarnos y usar un lenguaje sexista, que transmitimos en muchos casos de forma inconsciente a nuestros hijos, estudiantes, u otros. La solución empieza al corregirnos nosotros mismos, darnos cuenta y tomar conciencia de lo hacemos, decimos y sentimos. Sin lugar a dudas, este es un reto mayor, pero es hora de hacerlo, de trazar otras oportunidades de mejores días para todos y todas.

Lograr un cambio de actitud en los medios de comunicación para que la  información y difusión de los diferentes temas se realice con un enfoque de género y logran la disminución de la utilización del cuerpo de las mujeres, debe ser un objetivo prioritario

La cobertura de prensa se remite a la difusión de la información que brindan las fuentes oficiales. Por citar un ejemplo del sexismo en el enfoque de las noticas, está el caso de un violación y feminicidio de una menor de 13 años de edad producido el 29 de diciembre del 2016. Las noticias difundidas señalan que la menor habría asistido a un concierto en un local denominado “Lobilobi”, en Bermejo, y en esas circunstancia se habría producido el hecho, siendo las recomendaciones/moralejas que las madres cuiden a sus hijas.

Esto evidencia una mirada claramente sexista y machista, ya que se está culpando a la madre de lo sucedido y a la víctima por estar en un lugar de esas características, sin hacer referencia alguna al derecho que tenemos hombres y mujeres a una libre circulación, a una diversión sana. Menos aún se censura la conducta del agresor, como si su condición de hombre le diera más derechos que a una mujer.

Tampoco se enfoca de manera integra la problemática de la violencia hacia la mujer, de la cual es una expresión el sexismo; mucho menos se hace referencia a la necesidad de un entendimiento estructural de la sociedad con la finalidad de lograr un cambio en los pensamientos que mercantilizan el cuerpo de la mujer con el objetivo de ganancia para sus negocios, como es el caso de los medios de comunicación.

Conclusiones

  • Es necesario generar mayor conciencia social sobre la equidad de género, la importancia de no transmitir un lenguaje sexista en los medios de comunicación escritos, televisivos, orales, entre otros, así como en los editores y personal a su cargo.
  • Hombres y mujeres debemos asumir conciencia de los mensajes sexistas que recibimos y comenzar a repudiarlos públicamente, de la forma más educada posible.
  • Debemos enseñar a nuestros hijos e hijas a diferenciar la publicidad de la información y desdeñar todo lo que nos transmiten los medios de comunicación con los mensajes sexistas comerciales.
  • Se debe promover en la información políticas de prevención dirigidas principalmente a las empresas comerciales, con respecto a la importancia de valorar a las mujeres como seres humanos de derechos.

 

Click y comenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apoyan:


Aliados:


La Fundación para el Periodismo no tiene compromisos ideológicos, políticos, raciales ni religiosos. Los principios y la ética que rigen sus actividades, son aquellos que propugna el periodismo serio, responsable e independiente.

Contáctenos

(591 2) 2414687
info@fundacionperiodismo.org
Calle Miguel de Cervantes Nº 2770 (entre Vincenti y Méndez Arcos) Ver mapa

Consultas, sugerencias y reclamos

Facebook

Derechos Reservados ® 2017 - Fundación para el Periodismo

Arriba