Diplomado Violencia de Género

“Soy GLTB y también un ser humano que siento” El silencio de las personas TLGB (Transexuales, lesbianas, gays y bisexuales)

La historia de José es la de muchos jóvenes que afrontan la decisión de optar por su orientación sexual y vencer las barreras que sus familias, la sociedad y sus propios prejuicios les imponen.

Adriana Hualampa Díaz

 “Soy GLTB y también un ser humano que siento”

 El silencio de las personas TLGB (Transexuales, lesbianas, gays y bisexuales)

La historia de José es la de muchos jóvenes que afrontan la decisión de optar por su orientación sexual y vencer las barreras que sus familias, la sociedad y sus propios prejuicios les imponen.

Adriana Hualampa Díaz

El proceso de darse cuenta de su orientación e identidad sexual diferente al tradicional suele generar a las personas TLGB mucho sufrimiento. En esta sociedad machista y patriarcal, la relación de pareja solo puede darse entre un hombre y una mujer y no así entre personas del mismo sexo. Esta situación hace que las mujeres y hombres de diferentes edades que pasan por este proceso pasen por mucho sufrimiento y angustia para enfrentar a la familia, a los amigos, compañeros (as) de la escuela, colegio y universidad, etc. A muchos de ellos (as) les costó inclusive ser expulsados de sus familias, sufrir todo tipo de humillaciones y discriminaciones. Es por ello que se pretende conocer de cerca las vivencias respecto a cómo enfrentaron esta situación para que a partir de ello se pueda considerar algunas estrategias que los ayuden a  tener una mejor vida y que sus derechos sean respetados.

José es un joven de 25 años, su familia está compuesta por su madre que por razones de trabajo se encuentra radicando en el exterior. Su padre radica en Tarija, pero la relación entre ellos es regular ya que el padre tiene problemas con el alcohol y siempre fue irresponsable con su familia. Por ello la madre tuvo que irse a trabajar a otro país. Él es el mayor de tres hijos y de alguna manera los dos hermanos menores dependen de él económica y emocionalmente, ya que como hermano mayor ante la irresponsabilidad del padre y la ausencia de la madre, él tuvo que asumir el cuidado de los hermanos menores.

La relación con el padre siempre fue pésima porque él como trabajaba de albañil nunca traía dinero a la casa. Al contrario, todos los fines de semana llegaba en estado de ebriedad y generaba violencia hacia la madre y los hijos. Ya de adulto, José en varias ocasiones le enfrentó, al extremo que tuvieron discusiones tan fuertes que  llegaron a golpearse entre sí.

La relación con la madre a pesar de la distancia es muy buena, él siente mucho amor y agradecimiento hacia ella, considera que ella ha sufrido mucho durante toda su vida junto a su padre y que tuvo que tomar la dolorosa decisión de irse para lograr salir adelante y darles una mejor calidad de vida. Al inicio, cuando la madre se fue, él estaba muy resentido con ella porque sentía que los había abandonado y que les hacía mucha falta porque él como adolescente tuvo que hacerse cargo de sus hermanos. Ahora, José reconoce que si su madre tomó la decisión de irse a trabajar a otro país es porque siempre pensó en el bienestar de él y de sus hermanos. Su madre vive más de diez años en España.

Tiene dos hermanos: Juan de 22 años y Carlos de 19 años. Juan estuvo viviendo en otra ciudad por razones de estudio y Carlos recién salió bachiller. La relación con ellos siempre fue regular debido a que él era el responsable de su cuidado y siempre tuvieron problemas por ello, ya que en ocasiones los hermanos no le obedecían y solían pelear. A José siempre le gustó ser responsable, ordenado, cumplía con sus compromisos, cosas que sus hermanos no imitaron nunca; por ello solían haber discusiones. Actualmente, la relación entre ellos mejoró considerablemente y ambos hermanos apoyan en las actividades de trabajo que desarrolla José.

José recuerda que siempre fue un niño tímido. La relación con sus compañeros de colegio era mínima y no tenía muchos amigos. Recuerda que durante su infancia nunca tuvo momentos agradables con sus padres: ver a un padre alcohólico y una madre que sufría y que pasaban muchas necesidades, no es el mejor recuerdo para nadie.

Durante su adolescencia recuerda también que siempre se mantuvo distante de sus compañeros; sin embargo, es en esta etapa que empieza a interesarse por la danza. Pasó por diferentes academias de danzas de Tarija hasta lograr su profesorado en danza y una especialización en el exterior del país.

Cuando cursaba el último año de colegio y los primeros años de universidad comenzó una etapa muy difícil en su vida personal empezó a consumir bebidas alcohólicas exageradamente. Había días enteros que se dedicaba a tomar y por ende comenzó a juntarse con malos amigos; también empezó a tener diferentes relaciones de pareja heterosexuales, andaba con muchas mujeres a la vez. Todo esto, llevó a que José entre en una crisis depresiva muy grave: no se alimentaba bien, no tenía el apoyo de nadie de su familia.

En esta etapa es cuando en una de esas borracheras conoce a un amigo gay, quien atenido a su borrachera lo empezó acosar hasta que un día logró besarlo. José manifiesta que al inicio le incomodaba esta situación pero que después le empezó a gustar y es ahí que inicia una relación homosexual con este amigo. José dice que se enamoró de él y que lamentablemente esta pareja mantenía relaciones con otros hombres y que no le era fiel. Eso hacía que José se sumerja en el alcohol, la madre de su pareja lo conocía y lo dejaba ingresar a su domicilio cuando iba a buscarlo y muchas veces tuvo que ver salir a otros hombres de su cuarto. Esto también provocó que José ingrese en ese estado depresivo.

Después de un buen tiempo y de mucho sufrimiento, José logró salir de esa relación dolorosa y es ahí que intenta volver a tener enamoradas mujeres para aparentar. Pensó que eso le ayudaría a volver a ser heterosexual, pero según que comenta, ya no era lo mismo: ya no le gustaba estar con mujeres.

Posterior a su primera relación homosexual empezó a frecuentar espacios donde van hombres homosexuales y con los que ocasionalmente tenía alguna aventura. Ya no quería tener una relación seria por todo lo que había sufrido con su primera relación homosexual.

Ningún miembro de su familia sabe hasta ahora de su orientación sexual. Aunque tiene mucha confianza con su madre, tiene temor de decirle porque está complemente seguro que ella se va a decepcionar. José no sabe si sus hermanos sospechan, pero jamás él les ha dicho nada y sus hermanos tampoco le dijeron o reclamaron algo. Esta situación hace que él sufra mucho porque tiene miedo al rechazo de su familia; su gran deseo es gritarle al mundo entero que es gay y que nadie lo rechace por eso.

Actualmente tiene una profesión universitaria; es licenciado en Turismo, pero no ejerce. También es dueño y director de una academia de danza donde asisten niños, adolescentes y jóvenes y su mayor y gran preocupación es que alguien de la academia o los padres de familia se enteren de su orientación sexual y  lo cuestionen. Según sus palabras eso no lo soportaría y es a eso que más le tiene miedo.

Hoy en día mantiene una relación de pareja homosexual. Su pareja es funcionario público y esta condición laboral hace que su obsesión por ocultar su orientación homosexual sea extrema,  no pueda salir a fiestas y deba mantener relaciones sexuales con mujeres. Inclusive José en varias ocasiones encontró ropa y otros accesorios de mujer en el departamento de su pareja, lo que genera mucho sufrimiento en él y por ello entra en crisis depresivas.

José cuenta que su pareja, además de mantener relaciones con mujeres por apariencia, también las tiene con otros hombres; el mismo encontró fotos y mensajes de otros hombres en su celular y sospecha que tiene otras relaciones esporádicas. Además, José manifiesta que desde que incursionó en la danza ha valorado mucho la estética, la belleza y el comportamiento en las mujeres y -según sus palabras- “las mujeres son muy lindas”. Su actual pareja homosexual es totalmente desprolija con su aspecto personal, y no sabe qué es lo que le atrae de él porque no tiene nada que ver con el tipo de persona que siempre escogía para sus relaciones.

Hoy en día mantiene su relación de pareja oculta por temor a ser rechazado principalmente por sus alumnos de la academia y por los padres de familia; asimismo por temor a que su familia no entienda y puedan recriminarle por esa situación.

NOTA: TODA LA INFORMACIÓN PRESENTADA HA SIDO OBTENIDA EN DOS ENTREVISTAS CON JOSE, LAS MISMAS QUE HAN SIDO MUY DIFICILES POR LA DESCONFIANZA QUE MOSTRÓ AL INICIO.

 

Click y comenta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apoyan:


Aliados:


La Fundación para el Periodismo no tiene compromisos ideológicos, políticos, raciales ni religiosos. Los principios y la ética que rigen sus actividades, son aquellos que propugna el periodismo serio, responsable e independiente.

Contáctenos

(591 2) 2414687
info@fundacionperiodismo.org
Calle Miguel de Cervantes Nº 2770 (entre Vincenti y Méndez Arcos) Ver mapa

Consultas, sugerencias y reclamos

Facebook

Derechos Reservados ® 2017 - Fundación para el Periodismo

Arriba